economía

Economía minimalista

Personal

La economía es afectada por las decisiones que todos tomamos, es práctica, lo que está en libros no es lo que alguien inventó, es lo que las mismas personas llevan a cabo.

Si bien no soy experta en el asunto me siento libre de mostrar cómo veo yo las soluciones a ciertos problemas de hoy como por ejemplo el endeudamiento de los jóvenes, pienso que soy buena en esto y me gustaría ayudar dando consejos, contestando dudas y todo eso.

Yo llevo una tabla excel de mis gastos y del dinero que cuento, cada mes. En esta tabla tengo la descripción de los gastos que cada mes debo pagar sí o sí, en cada celda pongo un dato, anoto todos mis gastos, todos, y a fin de mes sé con exactitud la cantidad de dinero que necesito para “vivir”. En base a esa tabla analizo los gastos que puedo reducir y con el dinero que queda puedo hacer otras cosas, que conste que son cosas en las que puedo tranzar, gastos innecesarios; hace más de cuatro años no compro toallas higiénicas porque uso la copa menstrual, además de ahorrarme más de 3.000 CLP al mes, no contamino, ni pongo mi piel en contacto con las sustancias tóxicas que contienen las toallas.

Para mi la gracia de usar esta herramienta es reducir al máximo mis gastos, y con el dinero que me queda a fin de mes, lo uso para el otro mes, como yo aun estudio y vivo de mis padres, les ahorro dinero a ellos, pero mi idea es que después cuando yo gane mi dinero, además de pagar mi crédito universitario, me quede dinero para las cosas que yo quiero cumplir, un emprendimiento, viajes, cursos de cosas que me gusta hacer, y bueno ahí los intereses de cada uno varian.

Ignora la publicidad

Si algo necesita publicidad para venderse, es porque realmente tu no lo necesitas. Una vez leí de un compañero “si quieres comer sano, come alimentos que no tengan publicidad“. Hoy con mis clases de trazabilidad he sido testigo de los procesos asquerosos que son parte de la elaboración de “alimentos” que la gente termina consumiendo. Y en cuanto a vestimenta, siempre he encontrado que es mejor no seguir la moda y elegir las cosas que a ti te gustan y que te hacen únic@.

Comer sano y caminar

Es lejos la mejor inversión, es barato y te ahorrarás mucho dinero en no tener que ir a médico, ni hacerte exámenes por una mala alimentación o por ser sedentario. Sí, es cierto, de algo hay que morir, pero si me voy a enfermar que sea por algo donde yo no tuve elección, que no sea porque yo maltraté a mi cuerpo y no lo cuidé. Caminar es un excelente ejercicio, es simple y está al alcance de todos, ¿sabías que caminar 20 minutos ayuda a prevenir un ataque al corazón?

Saber cuándo y cómo comprar

Comprar impulsivamente tiene consecuencias, pierdes dinero, que nadie te regaló, que tu mismo trabajaste para obtenerlo, tu mismo entregaste tu tiempo por este dinero y lo gastas en algo que no te llena y que de seguro va a quedar tirado en alguna parte de tu hogar, ocupando espacio, (esa frase la he dicho tantas veces).

Siempre  paga en efectivo, el negocio de muchas tiendas y supermercados hoy es el crédito, comprando con crédito, siempre vas a pagar de más, el único escenario donde veo que se justifica el crédito es educación y salud.

Saber en qué invertir

Una inversión no es sólo comprar acciones, para mí es dónde ponemos el dinero, si lo pones en algo desechable es una pésima inversión. Ante todo yo prefiero la calidad. Y no hablo de productos que sean de buena calidad, también me importa la procedencia del producto.

Pienso que es necesario saber de donde viene el producto, éticamente necesario, y saber a dónde va tu dinero, por eso prefiero comprarle a la señora del negocio, que ir al supermercado a hacer que el rico se haga más rico, para qué, si ya mucha gente les esta comprando y donando el vuelto.